Yeray-Muad'Dib Blog  

Un caótico depósito de reflexiones, recuerdos y paridas mentales.

Aquí hace falta café 11 de enero de 2010

Después de tantas vacaciones, y pensando también en los que tienen que ponerse a estudiar para los exámenes de febrero, nada mejor que un post dedicado al cafelito:

- Espresso, Macchiato, Caffé Latte, Americano... si uno se mueve por el mundo, tiene que conocer las distintas formas de combinar café con otros líquidos. Aquí tienen una famosa infografía de Lokesh Dhakar que soluciona casi cualquier duda. Y digo "casi" porque falta el famoso leche-y-leche canario, que agrega al café un poco de leche normal y un poco de leche condensada.

- Obras maestras de la pintura (y escultura), recreadas con tacitas de café por Karen Eland.

- The Oatmeal nos brinda un maravilloso póster de curiosidades sobre el café.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



I'm loving it? pues, mira, no 20 de octubre de 2009

Ahora que (afortunadamente) cada vez hay más gente preocupada por el temilla este de la degradación planetaria, es bueno recopilar información e inciativas, lo que no falta en la web.

Por ejemplo, en el estupendo sitio de información sobre ecología y sostenibilidad EcoSalon suelen dar pistas interesantes, y no sólo sobre hierba y placas solares: hace ya unos meses pusieron otra de esas recopilaciones de porqué es chungo comer en un McDonald's, donde descubrí cosas que me parecieron bastante interesantes. Tal vez ya las conocen, pero no está de más recordarlas:

- La prueba de que la carne de sus hamburguesas no es simplemente carne es que, 12 años después de ser adquirida, sigue estando lista para ser comida. A ver qué carne de vaca no-mutante puede hacer eso sin toneladas de conservantes.

- Tal y como ha comprobado Greenpeace, la soja con la que se engorda a los pollos de los Nuggets procede de áreas de cultivo del Amazonas, con lo que McDonald's contribuye a la desaparición del pulmón de la Tierra.

- La grasa procesada que se usa en esos restaurantes favorece la aparición de disfunciones en el endotelio, lo que provoca embolias en el torrente sanguíneo. La cantidad de sodio también puede provocar hipertensión, y evidentemente la cantidad de azucar que agregan (incluso en las ensaladas) contribuye a la obesidad.

Lo curioso es que, al menos aquí en España y en muchos otros países latinos, ni siquiera tenemos necesidad de ir a sitios como éste, por la gran cantidad de alternativas más caseras y saludables, e igualmente económicas y rápidas. Y si el crío quiere un juguetito con la comida, se le compra un huevo Kinder.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:   pues, mira, no' target='_blank' title='Meneame' >    pues, mira, no' target='_blank' title='Del.icio.us'>   pues, mira, no' target='_blank' title='DiggIt!'>



Norimakis y banderas 29 de septiembre de 2009

Anoche me dio por hacer Norimakis caseros. No son demasiado costosos de preparar (si uno tiene cerca alguna tienda en donde comprar las láminas de alga, claro), pero como están abiertos a diversos ingredientes y requiere cierta habilidad manual, la preparación es especialmente divertida. Al final me quedaron algo cutres (creo que no usé el arroz ni el Nori más adecuados), pero mereció la pena.

El caso es que anoche, mientras los preparaba, recordé una página con fotos de banderas nacionales elaboradas a partir de los ingredientes típicos de la región. Rebuscando por ahí conseguí encontrarla, y aquí la tienen.

Por un lado tiene la coña de lo original, pero creo que, echándole ganas, incluso da pie a una cierta reflexión: ¿y si los símbolos nacionales (banderas, escudos, himnos) de repente dejasen de tener importancia, y lo que realmente identificase de forma oficial a un pueblo fuera algo mucho más mundano, concreto y familiar como los alimentos típicos de la región? La gastronomía, casi de forma natural, favorece las fusiones y los intercambios, y comer y beber en torno a una enorme mesa es un acto más comunicativo y conciliador que un desfile de exhibición de símbolos nacionales o una marcha triunfalista.

En fin. Por ahora, si me da por ahí, tal vez ponga en Flickr una foto de la bandera canaria, hecha a base de plátanos para el color amarillo, y, ejem, otras cosas para el azul y el blanco.

Pues sí que resulta dificil eso de las banderas comestibles...

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Receta para lo más tórrido de agosto 4 de agosto de 2009

Cocktail "Yeray-Muad'Dib Mango Passion":

- 1 Mango medianito
- Leche
- Cointreau (Triple Sec, o cualquier otro licor de naranja en su defecto)
- Hielo

Elaboración: con cuidado y un cuchillo, pelamos el mango. Le quitamos la pipa. Batimos la fruta con la minipimer, el pasapuré, el chino o con lo que quieran, hasta conseguir puré de mango. Lo licuamos con un poco de agua fría, y lo mezclamos con la leche y el cointreau con la proporción deseada (por ejemplo, 3/5 de Mango, 1/5 de leche y 1/5 de Cointreau). Le añadimos hielo.

Presentar en copa de champán, o en lo que quieran, añadiendole unas cuantas sombrillitas, un par de rodajas de naranja y una cosa de esas que echan chispas. A disfrutar.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Cómo hacer un Ruso Blanco 19 de mayo de 2009

Porque uno nunca sabe en qué momento puede ser util saber este tipo de cosas:

- 2 partes de Vodka
- 1 parte de licor de café (lo ideal es el Kahlúa, al igual el Tia María también vale)
- 1 parte de leche entera, con nata o leche condensada.

Servir con hielo en vaso bajo y ancho (tipo de Nocilla).

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Sólo ingredientes naturales 25 de febrero de 2009

Seguramente habrán visto una de esas publicidades de McDonald's en las que se asegura que la carne es 100% bovina, el pan es 100% pan, que usan ingredientes de verdad y todo eso, pero...

...¿y la salsa? Porque está claro que los tomates son tomates, pero uno no sabe las cochinadas que le meten al zumeque raro ese que llevan las hamburgesas.

Veamos pues la lista de los ingredientes de la salsa, sacada de la propia página de McDonald's:

Soybean oil, pickle relish [diced pickles, high fructose corn syrup, sugar, vinegar, corn syrup, salt, calcium chloride, xanthan gum, potassium sorbate (preservative), spice extractives, polysorbate 80], distilled vinegar, water, egg yolks, high fructose corn syrup, onion powder, mustard seed, salt, spices, propylene glycol alginate, sodium benzoate (preservative), mustard bran, sugar, garlic powder, vegetable protein (hydrolyzed corn, soy and wheat), caramel color, extractives of paprika, soy lecithin, turmeric (color), calcium disodium EDTA (protect flavor).

No lo sé, pero bajo mi punto de vista Calcium Chloride, Xhantan Gum, Potassium Sorbate, Polysorbate 80 y Propylene Glycol Alginate NO parecen ingredientes naturales. Suenan más a los ingredientes de un pegamento.

Y les aseguro que hay cosas en la lista de productos que llevan aún más quimica chunga.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El oráculo de los fideos 15 de diciembre de 2008

Uno de esos juguetes web tan inútiles como fascinantes: Noodle Soup Oracle, el generador aleatorio de recetas de sopas a base de fideos, con un cierto toque poético Haiku.

ah... la creatividad humana, nunca deja de sorprenderme.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Blue Mountain 22 de octubre de 2008

Hablemos de café.

La reserva de las Montañas Azules de Jamaica alberga las montañas más altas de este país, y durante los años en los que la región la trabajaban esclavos fue un refugio para los que perseguían la libertad. Hoy en día su nombre está asociado a uno de los cafés más famosos del mundo: el Jamaican Blue Mountain. Aunque en abril del 2007 el Bourbon pointu de la isla Reunión le arrebató el puesto del café más caro del mundo, el Blue Mountain sigue estando en lo más alto, y a diferencia del anterior, es relativamente fácil encontrarlo en algunas cafeterías especializadas (por ejemplo, en las franquicias de Plantaciones y, obviamente, las de Jamaica).

¿Y porqué es un café tan cotizado? En primer lugar, por las características del suelo y la climatología de estas montañas: casi siempre hay niebla y humedad, y el manto es rico en nutrientes y con un excelente drenaje. Por otro lado, sólo el café que crece en la franja de altura comprendida entre los 1.700 y los 910 metros de altura puede recibir la denominación de Blue Mountain.

Para tomar una taza de este café, se aconseja comprarlo en grano, molerlo sólo antes de la preparación, usar instrumentos realmente limpios, y luego saborearlo de forma lenta y pausada, para disfrutar de todos los matices de la experiencia.

Y si alguien tiene curiosidad, no tengo ni idea de cómo quedaría combinado con la otra exportación típica de Jamaica. Si alguien lo intenta, puede anotar su experiencia en un comentario, que sugiero que sea anónimo.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Nare-sushi: más dificil todavía 14 de octubre de 2008

Desde que se puso de moda el exotismo de la comida japonesa hace unos cuantos años, la gente se ha empezado a familiarizar con esos ladrillitos de arroz con un cacho de pescado crudo encima: El Sushi. Pero, en contra de lo que se suele pensar, no todo en Japón tiene mil años de antiguedad ni es inmutable.

Viendo el otro día el canal Viajar (uno de esos canales de televisión por los que conservo la fe en una televisión inteligente) disfruté de parte de un curioso documental sobre el Sushi, en el que contaban que el producto que hoy conocemos con ese nombre es sólo la evolución (en forma de fast-food) de un antigo producto llamado Nare-sushi.

La forma auténtica y tradicional de preparar el Nare-sushi es realmente fascinante: se coge el pescado recién capturado, se limpia de entrañas y escamas, se sala y se mete en un gran tonel de madera, que se cierra con una enorme piedra. Allí se deja ese pescado durante DOS AÑOS. Pasado este tiempo, ese pescado (si aún puede llamársele así) se mezcla con arroz, y el tonel se vuelve a cerrar durante otros tres meses. Tras este proceso se obtiene... una cosa... que según el narrador del documental tiene un sabor muy peculiar, no apto para iniciados. Imagino que ningún producto que pueda encontrarse en un restaurante occidental tendrá un sabor parecido.

Hace algo más de un siglo, el frenético ritmo de vida en Edo (la actual Tokio) propició la adaptación a un formato más adecuado, que no necesita proceso de fermentación ni el uso de palillos: el Sushi que conocemos hoy en día.

Si ya esos deliciosos (cuando el restaurante es bueno, claro) trocitos de pescado con arroz les resultan repugnantes a mucha gente, a saber qué opinarían de un producto aún más radical y alejado del gusto occidental como ese Nare-sushi.

Y para terminar, recordemos a este genial clásico del Tubo sobre la materia.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



¡Todos lo sabíamos: en Canarias se hace el mejor queso del mundo! 1 de octubre de 2008

Aunque la fama y el reconocimiento popular suelen llevársela los quesos franceses y manchegos (y con todos mis respetos para la gente de por ahí y sus magníficos productos), los quesos Canarios siempre han gozado de una excelente reputación entre entendidos. Como muestra, aquí tienen esta noticia, en la que se anuncia que un queso de Tenerife ha ganado el World Cheese Awards. Además se han otorgado cuatro medallas de oro, cinco de plata y tres de bronce a otros quesos canarios.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Interiorismo, sedas y cosas ricas 21 de julio de 2008

No hace mucho que se inaguró en Las Palmas de Gran Canaria el restaurante Thai Malacca (calle Diderot, cerca de la Plaza de España), especializado en la gastronomía tailandesa. Una comida en este restaurante es una experiencia que merece un pequeño post.

El establecimiento es el resultado de un proyecto de tres años, durante los cuales los promotores viajaron varias veces a la región para empaparse de la complejidad de la cultura y gastronomía locales. Todo el personal es tailandés, y la carta es una adaptación de las especialidades tradicionales a las exigencias de la nueva cocina de diseño y creativa.

Nada más entrar se aprecia el inmenso cuidado por los detalles que se ha tenido en la decoración y el interiorismo: maderas nobles, luces indirectas, detalles decorativos sutiles, combinaciones de colores estudiadas... nada se ha dejado al azar: desde los ceniceros hasta la maravillosa vestimenta de la camarera. Según asegura la introducción de la carta, los materiales son auténticos de la región, traidos especialmente en contenedores.

En cuanto a los platos, la elaboración con productos de gran calidad y la mezcla de especias y salas hacen que resulten especialmente gustosos. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que como en cualquier restaurante exótico, algunos sabores pueden ser demasiado intensos para el paladar occidental: es conveniente pedir con cierto cuidado. La carta es extensa y variada, y el servicio excelente. La relación calidad-precio es bastante razonable para un establecimiento de estas características.

En definitiva: a la ya de por sí extensa oferta gastronómica que ofrece la zona Mesa y López - Guanarteme, se añade ahora una opción interesantísima, que dificilmente decepcionará a los amantes de la cocina de diseño.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El mayor restaurante del mundo 18 de febrero de 2008

La plaza de Jeema-El-Fna, en el corazón de Marrakech, es uno de los sitios más fascinantes que he tenido la oportunidad de conocer. Por el día está tomada por comerciantes, turistas, viajeros, buscavidas y pícaros, y por la noche se convierte en un mágico crisol de febril actividad humana.

Pero lo más curioso de la noche en la plaza es su oferta gastronómica: cientos de puestos de comida que ofrecen los más variados sabores y olores a los viandantes. Si uno considera en global a todos estos micro-restaurantes, tendríamos uno de los mayores establecimientos gastronómicos de la tierra.

Y para que se hagan una idea de lo que estoy hablando, échenle un vistazo a esta espectacular galería fotográfica.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



No vean esto si están comiendo 31 de enero de 2008

Parece que a los coreanos les encanta comer pulpo crudo, tal y como muestra este vídeo. Tan crudo, que no deja de retorcerse, ni siquiera cuando se trocea. Da un poco de asquito, pero reconozco que podría ser una experiencia gastronómica fascinante, si no fuera por las cuestiones éticas que acarrea.

Y todo esto me recuerda a aquella maravillosa película de Chan-wook Park: Oldboy. Algún día escribiré un post sobre ella, y comprenderán porqué una cosa me recordó a la otra. Por lo pronto, si no la conocen y la ven por ahí, échenle un vistazo. No deja indiferente.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



La leche. Nunca mejor dicho 11 de diciembre de 2007

En Japón hay muchas cosas curiosas y fascinantes, y una de ellas es la enorme variedad de bebidas refrescantes o similares: sabores y texturas bizarras para gente que no tiene prejuicios a la hora de experimentar con sabores nuevos. Sus máquinas de vending son una sinfonía de colores y nombres exóticos, en donde elegir puede ser todo un dilema.

Si no me creen, vean esta lista de las diez bebidas más raras del Japón, donde aparecen curiosidades como la Pepsi de pepino o el agua dietética. Pero probablemente la más sorprendente es la número siete: leche materna en Tetra Brick. Si no se lo creen, hay más datos sobre el producto en cuestión en este otro post, donde a su vez hay un enlace al artículo de otro tipo que hizo un experimento, bastante morbosillo, relacionado con todo esto. Está bajo el epígrafe "Vol.5".

Ya saben: hay gente para todo. Lo que pasa es que ahora, con Internet, encima nos enteramos de lo que hacen.

Etiquetas: , ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Fuji: el templo de la gastronomía japonesa, en Las Palmas 29 de noviembre de 2007

Tenía algo abandonada mi faceta de crítico gastronómico, que es una de la que más me divierten de este blog, así que voy a aprovechar para saldar una cuenta que tenía pendiente: el comentario del restaurante japonés Fuji, en la calle Guanarteme de Las Palmas de Gran Canaria. Posiblemente el restaurante en el que más buenos ratos he pasado.

El Fuji lleva abierto décadas. De hecho, una leyenda urbana dice que es el restaurante japonés en activo más antiguo de España. No sé si es verdad, pero desde luego es de los más veteranos.

El aspecto, seamos sinceros, es bastante particular. De un sitio tan renombrado uno esperaría una decoración minimalista Zen, en plan espiritual, pero la realidad es bastante distinta. Las reproducciones de Hokusai se mezclan con los calendarios de empresas distribuidoras de mercancías, y se ven detalles curiosos como el revistero con el equivalente japonés del "Hola" o los farolillos publicitarios de Kikkoman. Yo diría que el efecto final es como si estuviésemos en un sitio popular de menús...pero en Japón.

Pero luego está lo que realmente importa: la calidad de la comida. No es que sea buena: es excepcional. El Sushi sigue siendo el más fresco de la ciudad, y los platos son, simplemente, deliciosos. La carta es variada, y si uno conoce verdaderamente la comida japonesa puede pedir especialidades fuera de carta. Los no habituados a las sutilezas niponas estarán encatandos con los platos a base de pollo, y la original ensalada de la casa es un plato obligado. Tal vez se agradecería algo de más variedad en los postres, pero el Yokan está de miedo.

El precio, además, es muy equilibrado. Eso sí, es conveniente reservar y tener algo de paciencia con el servicio, que a menudo se ve saturado.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



El curioso caso de la OpenCola 22 de octubre de 2007

Asumamos que:

- La Coca-Cola es un símbolo de los EE.UU. De hecho, existe el término Cocacolanización como un sinónimo de colonización cultural estadounidense.
- A la mayoría de la gente no le gusta la actitud de los EE.UU. Es un país que es percibido como prepotente, engreído y militarista.
- A la mayoría de la gente le gusta la Coca-Cola. Es refrescante, sin alcohol, universal y mola más que el agua a la hora de pedir bebidas en un restaurante.

Por lo tanto, por silogismo, resulta que tenemos un problema. Yo lo tenía, porque me gustaba la CocaCola y no quería ni contribuir a las ventas de una compañía que tiene actividades paralelas y ramificaciones muy turbias ni tampoco echarme en el cuerpo un jarabe químico bastante sospechoso. Mi solución fue aficionarme a la cerveza sin alcohol, en particular la que está hecha exclusivamente de cosas como levadura, cebada y lúpulo (como mi favorita, la Dorada Sin).

Pero claro, ¿y si uno no quisera renunciar al saborcillo de la Cola?. Pues tenemos la OpenCola. La historia de esta bebida es bastante curiosa:

En 1999, allá por Toronto, unos tipos fundaron una compañía que produjo un software denominado "Collaboration Object Lookup Architecture". Es decir, COLA. Y como era software libre de código abierto, llamaron a la compañía OpenCola. Y como suena a bebida de refresco, para promocionarlo crearon una bebida refrescante con el mismo nombre, que acabó siendo más conocida que el software que debía publicitar. Y para ser coherentes, se trata (que se sepa) de la primera bebida de Cola de código abierto: sus ingredientes y receta se publicaron bajo licencia GNU/GPL, de forma que cualquiera se puede crear su propia OpenCola.

Así que ya saben, si tienen un poco de goma arábiga, ácido fosfórico y agentes aromáticos varios, aquí tienen las instrucciones para hacer su propio refresco de cola. Y si prefieren hacerse su propia cerveza, aquí hay información de una cerveza libre cuya receta está publicada en CreativeCommons.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



En defensa del bareto 28 de septiembre de 2007

Hace poco mantuve una charla acerca de esos restaurantes de menús baratos que se suelen encontrar en cada barrio, en los que uno puede comer por menos de 10€. Es lo que, dependiendo del sitio o del hablante, se conoce como restaurantes de menús, bares-restaurantes, baretos, baretillos, baretuchos de viejos o antros de borrachos. Yo suelo preferir el palabro bareto.

En general suelen gozar de bastante mala fama, y hay mucha gente que nunca come en este tipo de sitios. Sin embargo, quisiera usar este post para romper una lanza en defensa de esos sitios. Al fin de cuentas, no sólo forman parte del patrimonio español (no he visto ningún otro país con semejante cantidad de baretos), sino que tienen un gran número de virtudes:

- La más obvia es que uno puede llegar a comer un menú completo por 6€ o menos. Eso es casi lo que te cuesta una copichuela en algún pub de moda.
- Esos sitios suelen tener un ambiente familiar innegable: muchas veces cocina la mujer, sirve la barra el marido y atienden la mesa los hijos.
- A diferencia de los restaurantes de lujo, uno no se siente incómodo si va a comer solo. Al fin de cuentas, en la barra casi siempre hay unos cuantos tipos solitarios bebiendo whiskitos desde las 10 de la mañana, así que uno no es el único.
- Casi siempre tienen a mano un periódico: ideal para entretenerse si uno come solo, o para sacar tema de conversación con ese colega de trabajo especialmente sosillo.
- Los nombres suelen ser pintorescos y simpáticos, pero tienden a repetirse. Quisiera saber realmente cuantos Bar Paco hay en toda España. ¿cientos? ¿miles? ¿millones, tal vez?
- La calidad varía enormemente: por el mismo precio, uno come en un sitio una deliciosa y memorable comida casera y en otro una bazofia innombrable que te destroza el estómago. Para mí, esto entra en la categoría de deporte de riesgo.
- A diferencia de los sitios pijillos que dependen de la moda, un buen bareto pasa de generación en generación. Tener el mapa mental de todos los de una zona es un gran recurso para esas comidas imprevistas.

Probablemente dentro de poco escribiré un post sobre los cinco mejores baretos de Las Palmas.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Chocolate para iniciados 18 de septiembre de 2007

Ayer me enteré que el chocolate blanco es, básicamente, leche condensada.

Y curiosamente hoy descubro una auténtica delicia (nunca mejor dicho) de artículo, escrito por Jeff Keacher, acerca de la cata de una tableta de chocolate. Se trata de la Excelence 99% de Lindt, toda una pieza de artesanía chocolatera y refinamiento gastronómico que sólo los más experimentados pueden apreciar en su completitud. La descripción del proceso de cata es tan embriagadora que desde que pueda voy a pillarme una, mientras su consumo siga siendo legal (que si en un futuro vuelve a gobernar el ala dura conservadora no será por mucho tiempo, porque ya saben a qué se asocia el consumo excesivo de cacao...)

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Comiendo pasta en Las Palmas, capítulo 3: La Coppola 16 de septiembre de 2007

El ristorante La Coppola está ubicado en la castiza y animada calle Guanarteme de la capital insular. Aunque carece del caracter familiar e íntimo de los locales comentados anteriormente en esta serie, tiene mucha más mesas (y por lo tanto disponibilidad para cuando no se ha podido reservar) y está ubicado en un sitio ideal para continuar la noche con copitas o música.

Nada más entrar se percibe el cuidado que se ha invertido en la decoración del local: colores rojizos y vainillas, formas lineales y pulidas, cierto minimalismo, paredes con cuadros del Veneto y tipografías murales. Eso sí, alguien debería hacer algo con la atroz cortina al fondo del local, y la selección de los cuadros no me pareció muy afortunada.

La carta es atractiva y original, aunque parece raro que en un sitio en el que se insiste tanto en los motivos venecianos no se ofrezca el Carpaccio genuino de la región. La calidad de mi plato (Fettuccini con gambas y setas) era extraordinaria, y por las opiniones que pude recabar, otros platos también eran acertados. Eso sí, también se aprecia una cierta falta de gracia en algunos platos, realizados de forma demasiado austera.

Mi filosofía suele ser comentar en este blog sólo establecimientos que recomendaría a un amigo, y este caso no es una excepción, pero los propietarios de local deberían ajustar un poco el precio: no es para nada un mal sitio, pero las tarifas se aproximan a las de los grandísimos ristorantes capitalinos.

En resumen: Si uno busca un sitio elegante que sirva de preludio a una larga farra nocturna, la Coppola puede ser una gran elección, teniendo cierto cuidado con la columna derecha de la carta.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Comiendo pasta en Las Palmas, capítulo 2: Mediterráneo 12 de septiembre de 2007

Segunda entrega de la serie dedicada a establecimientos capitalinos grancanarios especializados en la maravillosa gastronomía italiana.

El Ristorante Mediterráneo, en Las Canteras (calle Hierro), es excepcional por muchos motivos. Empezemos por el sitio en sí mismo: una pequeña sala decorada en tonos turquesa, cián y verdes marinos, en la que destaca una enorme lámpara carmesí de auténtico cristal de Murano. Luego tenemos la carta: extensa y variada, con un menú de degustación. En cuanto a la manufactura, los platos son sabrosos y contundentes. Mención aparte merece, sin duda, el Tiramisú: tal vez el mejor de entre todos los que he tomado (que no han sido pocos).

Del servicio se hace cargo el regente, Giorgio, que es también el responsable del ambiente cercano y afable del sitio: es casi como cenar en casa de un amigo. Nos estuvo contando los curiosos orígenes del Carpaccio, y en todo momento tanto él como el Chef (o al menos el que supusimos que lo era) cuidaron todos los detalles.

Eso sí, como en el caso de la Dolce Vita, hay que reconocer que el sitio no es para ir a comer todos los días si uno tiene una economía muy ajustada: la cena puede pasar fácilmente de los 30€ por comensal. Pero un puñado miserable de euros no es nada comparado con una noche encantadora en uno de los sitios más memorables de la ciudad.


En unos dias: ristorante La Coppola

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Shintori & Sushi Bar en Las Palmas: ¡vamos a comer pescado crudo! 10 de septiembre de 2007

Encontrar un buen restaurante japonés en Las Palmas no es tarea fácil. Dejando aparte el veterano Fuji (calle Guanarteme), la mejor opción que he encontrado es el Shintori & Sushi Bar, justo delante de lo que en su día era el mítico Cine Royal, al que fui a comer el sábado con unos amiguetes.

El Shintori pertenece a esa clase de establecimientos en la que los platos desfilan entre las mesas a modo de maletas de aeropuerto, y los clientes van tomando los que les apetece. En Japolandia se paga en función de los colores de los platos: los más caros tienen un color de plato distinto a los más asequibles. Aquí el sistema es tipo bufé: pagas una "tarifa plana" y comes hasta hartarte, bebidas y postres aparte.

El primero de Las Palmas (que yo sepa) en probar este sistema fue el Sakura IV, al lado de San Telmo, y que me voy a abstener de comentar por no tener mucho bueno que decir de él. Pero el Shintori es otra cosa: la decoración, aunque algo arriesgada, es agradable y acogedora, y la calidad de algunos platos es más que notable. Hay mucha variedad, y el pescado nos pareció muy fresco. El único inconveniente es que puede ocurrir que no dure abierto mucho tiempo, si los clientes habituales son bestias inhumanas devoradoras de Sushi como los tres cafres que fuimos ese sábado.

Y por cierto, a lo que no les gusten la cintita transportadora de platos, el sitio también ofrece mesas de toda la vida.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Comiendo pasta en Las Palmas, capítulo 1: La Dolce Vita 26 de agosto de 2007

Hacía un tiempo que no jugaba en este blog a eso de ser crítico gastronómico, y ya tocaba. Mis próximos comentarios van a centrarse en toda una familia de establecimientos: los ristorantes italianos, de los que tenemos en Las Palmas una pequeña pero notable muestra.

La Dolce Vita, en la calle Agustín Millares (barrio de Vegueta, muy cerca de la Catedral) lleva muchos años con sus puertas abiertas, pero sigue sin ser un gran conocido. Tal vez eso contribuye a su encanto, porque pocas veces se llena, y a menudo se goza de un ambiente íntimo y tranquilo, sin resultar desolador. La decoración contribuye a la atmósfera relajada y nostálgica del local: las paredes están cubiertas de carteles y fotografías del cine italiano, principalmente de los años 60 y 70, y la arquitectura recuerda a las villas de las regiones rurales del interior de Italia.

La carta es reducida, pero original y variada, y el servicio discreto y gentil. Las calidad de los platos finales es excepcional (aunque, todo hay que decirlo, a veces quedan algo escasos en intensidad) y las raciones tienen las cantidades justas, lo cual es bastante raro hoy en día. Los postres son, simplemente, espléndidos. Concretando un poco, los primeros platos a base de crepés son extraordinarios, casi todas las propuestas con pasta fresca están elaboradas con maestría y delicadeza, y la panacotta es memorable.

Tal vez resulte un poco caro para los estándares de Las Palmas, especialmente si uno pide demasiado alegremente (el vino de la casa, que está bastante bien, puede contribuir a moderar un poco la factura), pero lo cierto es que es una comida que rezuma cuidado y cariño, servida con eficacia en un ambiente encantador. Si a eso le unimos la belleza de las calles circundantes, uno no lamenta para nada haber gastado unos cuantos euros más por una experiencia culinaria excepcional. Y sobre todo si se va acompañado de alguien excepcional.

En una semana o dos: ristorante Mediterráneo

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Fusión, new-age y chocolate blanco. 10 de marzo de 2007

En el corazón multicultural y castizo de Las Palmas que es la Plaza de Santa Catalina se pueden encontrar multitud de restaurantes de índole y calidad muy dispares. Anoche decidimos probar suerte con "Opio", perteneciente al reputado grupo Anthurium, propiedad de Kiko Casals.

La decoración del sitio, a priori, asusta un poco: budas con collares de perlas, campanitas colgantes, antorchas y velas por todos lados, pergaminos y esterillas... todo muy espiritual y new-age. Al ver la carta, se conoce el concepto del sitio: en lugar de agrupar la carta por entrantes-primero-segundo o por carne-pasta-pescado, se organiza por especialidades, como los teriyaki o los salteados al wok, y se puede encontrar platos tanto europeos como asiáticos y árabes. Muy divertido e interesante.

En cuanto a la calidad de la comida, los platos son sencillos tanto en preparación como en presentación, pero en general son muy buenos. Destacaría la ensalada de anacardos con hierbahuerto y, desde luego, el prodigioso postre de espuma de chocolate blanco con crujiente canela. Sólo para probar esto último merece la pena visitar el sitio.

Para completar el comentario del sitio, sólo mencionar que el personal fue gentil y servicial, aunque les falta curtirse un poquillo más: es un poco feo interrumpir dos veces la conversación de los clientes para preguntar cómo va todo.

En resumen: comida realmente internacional, ambiente new-age y precio aceptable, y muy cerquita de cientos de sitios de copeteo en los que seguir la noche.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Madrás: restauración de diseño en Las Palmas 3 de febrero de 2007

Hoy voy a jugar de nuevo a ser crítico gastronómico.

El restaurante Madrás, en la calle Buenos Aires de Las Palmas, pertenecen a esta familia de sitios de diseño en donde todo tiene una pinta muy cuidada. Y pagas por ello, claro.

El vestíbulo tiene una pinta estupenda. Decoración muy acertada, en tonos rojos y gamas de grises. Por desgracia, el salón principal adolece de unos detalles algo chirriantes: paredes brillantes, paneles retroiluminados con colores muy intensos... todo ello más propio de una discoteca que un restaurante.

El servicio es amable y correcto. Y como esto no es la guía Campsa y me lo puedo permitir, ahí va un comentario de los míos: la camarera (al menos la que nos sirvió cuando fuimos) es encantadora y tiene, entre otras cosas, una sonrisa encantadora.

Pero ahora, lo que importa (para la mayoría de la gente, al menos): el papeo. La carta es reducida, pero con opciones interesantes. Los entrantes son irregulares: el foie es estupendo, pero el Ajoblanco tiene una pinta algo asquerosilla. El Steak Tartar, a pesar de su dificultad de elaboración, era bastante correcto. Y el sorbete de postre estaba realmente rico. Lo que no me explico es que sólo tengan un tipo de cerveza sin alcohol, y encima que sea la peor de todas: La Buckler sin.

En definitiva: un sitio bastante interesante, pero tal vez algo subido de precio dadas sus pequeñas deficiencias.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Blanco y negro de la restauración canaria: Señorío de Agüimes y Bamira 29 de diciembre de 2006

Es dificil encontrar sitios realmente buenos para comer en Gran Canaria fuera de Las Palmas: abundan los baretillos cutres (que me encantan, pero no son lo mejor para una experiencia gastronómica) y los restaurantes para turistas extranjeros (que suelen ser espantosos). Sin embargo, uno puede sorprenderse de vez en cuando, aunque no siempre para bien.

NOTA: El comentario que sigue a continuación se basa en el restaurante que estaba abierto en diciembre de 2006, no el establecimiento que abrió en el mismo sitio y con el mismo nombre tras un periodo de reformas. Creo que es un sitio totalmente diferente.

En Agüimes, municipio cercano al aeropuerto, han inagurado no hace mucho un restaurante de cocina canaria que recomiendo a todo el mundo: El Señorío de Agüimes, emplazado justo antes de llegar a la bajada hasta el Cruce de Arinaga. Es, simplemente, excepcional: su carta, basada en la cocina tradicional canaria, es variada y original, y en los platos se aprecia la extraordinaria calidad de los ingredientes. El servicio es atento y profesional, y la ambientación musical y la decoración contribuyen a crear un ambiente agradable y relajado. Tal vez dos únicas sugerencias: el diseño gráfico de la carta es un poco horrible, y no estaría de mal un mantel de tela en las mesas.

Y ahora, el contrapunto: el restaurante Bamira, en playa del Águila, se supone que tiene cierto prestigio y consideración entre expertos. Sin embargo, y aunque NO he comido en él, desaconsejo fervientemente a cualquiera dejar un sólo euro en este sitio de impresentables. El motivo es el siguiente: mi familia reservó un miércoles cualquiera mesa para comer el viernes siguiente por la noche. Casualmente, dos horas antes de ir al restaurante, llamamos para pedir indicaciones. Cual sería nuestra sorpresa que, inicialmente, dijeron que no había ninguna reserva. Luego reconocieron que sí existía la reserva, pero que no podíamos ir porque estaba lleno (!!!). Da igual que la comida de ese restaurante merezca siete u ocho estrellas: ningún local puede, bajo ningún concepto, ignorar una reserva. Es la mayor falta de respeto que se le puede hacer a un cliente.

Etiquetas:

¿Te gustó? ¡Compártelo!:        



Celebraciones 15 de octubre de 2006

Hace poco que finalizaron las celebraciones por mi onomástica. Una con mis compañeros de curro, otra con mis padres y otra con mis amiguetes.
Es curioso lo que pueden diferir las intenciones de los resultados. La que más preparé, en la que más empeño puse y para la que tenía más ilusión fue la que peor resultó. Espero que con el tiempo quede como anécdota.
Pero por otra parte, de forma retrospectica, puedo sentirme privilegiado. He podido celebrarlo con aquellas personas a las que quiero de verdad, que en mayor o menor medida hicieron un esfuerzo para estar conmigo estos días. Si alguno de ellos está leyendo esto, quisiera decirle que ha sido importante para mí. Al fin de cuentas, de eso se trata todo esto.

Etiquetas: ,

¿Te gustó? ¡Compártelo!: