Algo quedó pendiente en París, hace 42 años.