Al Capone sí que sabía celebrar este día.