Buena parte de lo quemado nunca renacerá. De nuevo, a tomar lecciones para el futuro.