Al enfrentarse a la brutalidad desproporcionada para proteger a los suyos.