Y que siga lloviendo, por favor. Foto de  Victoria Sims.