Mientras haya una sola mujer vulnerada por el hecho de serlo.