La viñeta es de Erlich. La frase del titular es de la enorme Senderos de Gloria.