De actriz púber para blockbusters a prota de pintura figurativa y musa post-modernista. Eso es evolucionar.