En realidad, los restos del barco «Eduard Bohlen» en Namibia. Foto de H.Steyn.