El naufragio es real. El pintor es Keith Alexander.